Carlos Lozano recibe trato de favor y la audiencia arde.

Semanas ha pasado Jonathan en el palafito con ataques de ansiedad, solo sin poder hablar a nadie, y la única medida que tomaron fue dejarle bajar a dormir a la isla.

Llega Carlos Lozano organiza una gran bronca y ni una sola sanción.

Vergüenza ajena me dio ver la bronca de anoche entre Carlos, Dakota y Violeta, eso no era una discusión, era una competición por llevarse el premio al sinvergüenza del año.

Por no hablar del mal rollo que da Violeta con un machete de la mano que no me explico cómo nadie se atrevió a quitárselo.

La cosa es que Carlos cómo Pirata olvidado tiene derecho, a robar todo, absolutamente todo lo que le plazca, y como es un provocador nato, bajo a la isla a tocar un poco los huevos a sus compañeros, pero claro, en ese grupo está Violeta que está harta de decir que «de mí no se ríe ni Dios» y claro.

Carlos hizo amago de robar el machete y ay amigos, lo cogió Violeta, salió corriendo, discutió con el machete de la mano haciendo aspavientos, lo clavo en el suelo, lo volvió a coger, esa chica durante esos minutos fue un gran peligro.

Carlos Lozano jugando a ver quién puede llegar más lejos empezó a coger otras cosas, y Violeta empezó a robarle a él y a correr por la isla con las cosas del palafito de la mano.

Eso parecía una pelea de colegio, como cuando le quitas un boli al compañero y él te roba el tipex solo que con machetes y vasos. Muy normal todo.

Los compañeros lejos de intentar calmar los ánimos estaban contemplando todo como quien veía una película, y es que no me extraña, cualquiera se metía ahí, una pelea entre dos leonas es un broma al lado de lo que vimos anoche.

Vimos a Violeta desquiciada gritando que parecía que estaba poseída, hacia los dioses gritó «necesito tirarle algo a la cabeza» refiriéndose a Carlos Lozano.

Pero lo mejor de la noche fue cuando hablaron con su madre, y ésta dijo, «Violeta es que es muy temperamental», a ver señora no, Violeta tiene un problema en cuando a gestión de sentimientos como la ira que canaliza gritando, haciendo cortes de mangas y necesitando tirar cosas a las cabezas.

Pero es que no es todo es que faltaba Dakota, no sé muy bien como se sumó a esta gran bronca en la que no faltaron insultos tipo «injertado» «si fueras mi padre me darías vergüenza» «asqueroso» y cosas así.

Las redes sociales ardían, todo el mundo decía que Carlos era un provocador pero la verdad es que tienen la misma culpa los tres. Los tres son adultos y saben que ese comportamiento es una vergüenza, y allí están en calidad de concursantes, todos en igualdad de condiciones.

Lo que la audiencia echa en cara a Telecinco al final es que no haya habido sanciones para nadie teniendo en cuenta que Carlos Lozano era el pirata olvidado y que no puede hablar.

 

Subscribe

Otros artículos

Seduciendo con estilo: el regalo ideal para San Valentín

San Valentín está a la vuelta de la esquina...

Sumérgete en el Mundo de Barbie

La película de Barbie que se estrenó hace unos...

¿Quién es Miguel Berzal de Miguel, conocido como El alma artística?

Miguel Berzal de Miguel, conocido como El alma artística, es...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí