Los concursantes se dicen las cosas cara a cara.

Esta noche, los concursantes, tenían un juego que se llamaba «tendiendo puentes». En él, los concursantes, se ponían uno a cada extremo de un puente y conforme iban diciendo las cosas que le parecían mal, avanzaban peldaños.

Los primeros en empezar a decirse cosas a la cara fueron Dakota y Omar.

Omar sacó una lista de defectos de Dakota enorme, le tiro en cara que no cuidaba el fuego, que apenas colaboraba en la isla, que gritaba mucho, y que siempre estaba de bronca en bronca.

Dakota, por su parte se defendía diciendo que grita por qué su hermano es sordo, y que lo que pasa es que ella es una persona sincera y buena persona.

Al final Dakota y Omar se fundían en un abrazo y volvían con el resto de concursantes.

Los siguientes eran Fabio y Albert, Albert piensa que a pesar de que Fabio está en una situación complicada, no entiende por qué es una persona tan avariciosa que siempre está poniendo excusas. Albert le reprochaba estar siempre a la sombra de Isabel y le califica como influenciable.

Por su parte, Fabio le recriminaba a Albert que él no pone excusas y que en las pruebas nunca ha hecho trampas. Ha llamado a Albert egoísta, ya que no comparte la decisión de no compartir el 100% de la pesca y dice que ha decepcionado en varios aspectos.

Después de esto Albert quería dejar de hablar mal de Fabio y demostraba que también tenía palabras bonitas para su compañero. Dice que entiende las circunstancias de la isla y que es eso lo que a lo mejor marque sus diferencias.

Al final los dos se fundían en un fuerte abrazo aparcando sus diferencias.

Llegó el turno de Mónica e Isabel, si tenemos en cuenta que hace una semana, Isabel rechazaba hablar con Mónica por qué según ella «no tenía nada que decir» lo esperado es que rechazara la oportunidad. Sorprendentemente Isabel Pantoja subió al puente para intentar hablar con Mónica.

Empezaba Mónica explicándole a Isabel que se sentía dolida y decepcionada con ella, ya que siempre ha intentado ayudarla y apoyarla en todo momento.

Isabel Pantoja tenía una actitud conciliadora diciendo que no tenía nada que reprocharle, pero qué no siempre ha estado con ella. Reconoce que siempre ha visto a Mónica como un rival muy fuerte y que ha llegado a pensar que es la ganadora. Lo que más le ha molestado es que le llamara sinvergüenza y dice que nunca le va a guardar rencor.

Después de eso, Mónica le pedía disculpas por haberla llamado sinvergüenza, pero recalcaba que Isabel no era la mejor Superviviente y que por eso la ayudaba tanto.

Este comentario cabreó a Isabel Pantoja que sacó a relucir su soberbia y a la que contesto con un «no seré la mejor Superviviente pero estoy aquí contigo, la audiencia me ha salvado muchas veces».

Mónica que también estaba cabreada aprovechaba para tirarle en cara que hacía un reparto injusto de comida, lo que Isabel Pantoja negaba, después de esto se fundieron un cálido abrazo y volvieron con sus compañeros.

Subscribe

Otros artículos

Seduciendo con estilo: el regalo ideal para San Valentín

San Valentín está a la vuelta de la esquina...

Sumérgete en el Mundo de Barbie

La película de Barbie que se estrenó hace unos...

¿Quién es Miguel Berzal de Miguel, conocido como El alma artística?

Miguel Berzal de Miguel, conocido como El alma artística, es...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí