Maestros de la costura

Como fan declarada de OT que soy, no tenía muy claro que iba a hacer cuando acabara el concurso por que he sido de las que estaban enganchadas al 24h a cada momento que tenía.
Hasta que vi que empezaba maestros de la costura, un programa sobre el que tenía las expectativas muy altas.
Me encanta coser y sí que supe que se iba a hacer un programa de esta temática pero no me presenté al casting por que como tampoco sé mucho, sabía directamente que no me iban a coger, ahí yo, tirando de optimismo.
Así que llega el día en el que el programa se estrena y yo que todo talent show en el que unos concursantes tengan que hacer frente a un jurado despota y maleducado me lo trago sí o sí, tenía mi cena preparada y cuando empieza Raquel Sanchez Silva a presentarlo con un vestido homenajeando a David Delfín basado en un trozo de tela sujeto por una correa de mochila, que no era con lo que yo habría empezado el programa, me empecé a temer lo peor.
La verdad es que el programa es el masterchef de la costura por así decirlo y podría estar muy bien si lo hubieran planteado de otra manera.
Empezando por el casting que se salvan dos, nos encontramos con un grupo de personas de lo más peculiar.
Nada más empezar el programa nos vamos a dar cuenta de que el maleducado de turno va a ser un chico que tiene el pelo más largo que yo y que por mucho que entienda de moda con esos modales no va a llegar a ninguna parte.
Eduardo, un chico que lleva camisetas en las que sale él semidesnudo, tirando de ego, se va a pasar todo el programa intentando sacar de sus casillas a Caprile de una manera innecesaria. Cansino por encima de sus posibilidades.
Cada uno es como es y respeto ante todo pero también nos encontramos con Shaoran que a los pocos minutos ya quería abandonar el programa y que casi presenta el maniquí vació dos veces. 10.000 personas se presentaron al casting y una falta de respeto me parece empezar con esa dejadez, con esa desgana.
Me niego a pensar que ese grupo de personas representan a todos los aficionados a la costura, aunque no lo parezca también nos gusta coser a gente normal que hace más cosas que ir a misa y rezar mientras cose para concentrarse.
El programa empezó con una prueba en la que tenían que hacer un vestido al mas puro estilo de Escarlata O’hara partiendo de unas cortinas y mis vestidos favoritos sin duda fueron el de Antonio y el de Alicia.
Mi primera favorita es Alicia, es de las pocas que a pesar de declararse autodidacta sabe lo que hace,  el kimono que hizo en la prueba de eliminación partiendo de una sudadera estuvo de 10, algo que yo por ejemplo sí que me pondría.
En general las dos prendas que confeccionó esta chica me gustaron bastante.
En resumen, ojalá el programa tenga éxito por que a mi quitando algunas cosas me ha gustado bastante.
Esto sería todo por hoy, ¡Que tengáis un buen Domingo!

Subscribe

Otros artículos

Seduciendo con estilo: el regalo ideal para San Valentín

San Valentín está a la vuelta de la esquina...

Sumérgete en el Mundo de Barbie

La película de Barbie que se estrenó hace unos...

¿Quién es Miguel Berzal de Miguel, conocido como El alma artística?

Miguel Berzal de Miguel, conocido como El alma artística, es...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí