Un influencer presiona a sus seguidores para que le den 1.000€ cada uno

La cuestión es que los influencers, youtubers y famosillos de turno han conocido el dinero fácil y quieren seguir ganándolo cueste lo que cueste. Si hace unas semanas hablábamos de Nona Spínola hoy le toca el turno a JPelirrojo.

Es uno de los youtubers que se “dedica” al coaching entre otras cosas y de ahí viene su último escándalo. Al parecer el youtuber creó con sus seguidores varios grupos de whatsapp para compartir claves de éxito y crecimiento personal.

La finalidad era cada día, colgar una lección de crecimiento personal para que los seguidores reflexionaran sobre sus vidas. Estas lecciones tocaban todo tipo de temáticas, pero sobretodo estaban centradas en conseguir la felicidad y objetivos personales.

En la última lección vendía una masterclass para 200 personas por 1€, se escudó diciendo que era un precio simbólico para evitar curiosos, cotillas y bueno, hasta ahí todo bien.

Él había indicado que todo el proceso iba a ser gratuito pero al explicar el motivo del precio, no era tan descabellado pagar esa cantidad para poder disfrutar la clase en condiciones ya que sería tipo videoconferencia. De esa manera todos salían ganando porque se inscribirían sólo los interesados.

El tema era el mismo, todo seguía centrándose en aplicar lo aprendido en las lecciones y conseguir el dinero para pagar la clase (aunque fuera una cantidad tan pequeña) para ser de los primeros en comprarla.

La sorpresa llegó cuando al final de la masterclass JP anunció un master que iba a impartir él mismo por 1000€. El máster tendría una duración de dos meses y sería presencial. Cuando la gente se empezó a quejar del precio, les dijo que el precio original eran casi 4000€ pero que por ser ellos, se lo dejaba por 1000€.

Ante las quejas de la gente, en vez de rebajar el tono empezó a decir que 1000€ no era mucho dinero y que no entendía que no tuvieran dinero para pagarlo. Que tenían que hacer todo lo posible para conseguir pagar ese máster y así demostrarse a ellos mismos que pueden conseguir todo lo que se proponen.

Animaba a conseguir el dinero de cualquier manera, sin ponerse límites. El contenido del máster sería el mismo que el de las lecciones impartidas hasta el momento, realización personal y logro de objetivos y metas.

Y para seguir presionando anunciaba que sólo había 30 plazas para los primeros en apuntarse. De esta manera pretendía sacarse 30.000€ a costa de sus seguidores.

Quiero aclarar que el problema no es que él quiera vender un curso.

El problema es el nivel de manipulación y presión que ha ejercido para conseguir su objetivo incentivando a la gente a conseguir el dinero de cualquier manera.

De que no tiene ningún título oficial para impartir estos cursos, hablaremos en otro momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here